miércoles, 20 de junio de 2018

Hoy tocaba hacer escala en el puerto de Segovia. Ha sido un honor haber recogido el premio de cuentos Emiliano Barral, y haber conocido Segovia. Y por cierto, que lo del acueducto era verdad, tu!!

jueves, 1 de febrero de 2018

Cuánto tiempo... rompo el silencio por una grata razón, al menos para mí. Y es que a mis 50 años he vuelto a ser padre... PADRE.....
Aquí os pongo una foto de la criatura.
Se trata de un libro de poemas que me ha publicado el Ayuntamiento de Lodosa, donde gané el concurso literario que organizan.
Muuuu kontento.

sábado, 8 de julio de 2017

jueves, 15 de junio de 2017


Cuaderno de bitácora

Al echar la vista atrás he visto cómo la doble estela de mi velero dibujaba un camino de espuma en la superficie del mar. La estela duraba solo unos segundos y luego desaparecía enseguida. He sentido en los labios el sabor salado de una cierta nostalgia. Sé que ese camino ya nadie lo volverá a recorrer jamás.

sábado, 10 de junio de 2017


Cuaderno de bitácora 

Hoy he podido constatar que el cambio climático es, desgraciadamente, una triste realidad. Mientras navegaba por entre los fiordos noruegos, me lamentaba de que no quedara ni un solo iceberg flotando en el mar, pues todos se han derretido por el ascenso de las temperaturas. Y recuerdo que otros años, todavía en pleno mes de junio como estamos, en estas latitudes era habitual encontrarse muchos icebergs... cientos de icebergs azules y pequeñitos como cubitos de hielo que desde la borda yo solía recoger y guardar en la nevera para luego echarlos al mojito o al gin-tonic de los sábados. Lástima de mundo.
Por cierto, la foto que acompaña estas líneas es de hace unos años.

domingo, 4 de junio de 2017


Cuaderno de bitácora

Acabo de llegar a bordo de mi velero a la desembocadura del río Hudson, en el sur de la isla de Manhattan. He echado el ancla justo frente a la estatua de la Libertad y he sacado unas fotos. Hacía buena tarde y el agua no estaba muy fría, así que me he puesto los gallumbos de neopreno y he estado chapuceando un rato alrededor de la famosa estatua. Pero me hartado enseguida porque cada vez que metía la cabeza debajo del agua y abría los ojos veía todos esos cadáveres y toda esa porquería incrustada en los pilares que sustentan la estatua, la estatua de la Libertad... ¿Será esto una metáfora?

martes, 30 de mayo de 2017


Cuaderno de bitácora

¿Alguien ha oído hablar del punto Nemo? ¿No? Pues es un punto en medio del mar, en el Pacífico Sur, el lugar más alejado de cualquier tierra firme. Se encuentra exactamente en estas coordenadas: 45º52.6S, 123º23.6W Le llamaron así en homenaje al personaje de Verne en "Veinte mil leguas de viaje submarino". Ahora mismo estoy escribiendo estas líneas desde allí. Hace un poco de frío y llueve pero tranquil@s, estoy bien. Saludos.

Hoy tocaba hacer escala en el puerto de Segovia. Ha sido un honor haber recogido el premio de cuentos Emiliano Barral, y haber conocido Sego...